AIRE, de Gustavo Pérez Monzón

La Tallera reúne obras gráficas de sitio específico sobre el piso y los muros, así como de gran formato y textiles abstractos, del 27 de abril al 18 de agosto

La Secretaría de Cultura federal y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (Inbal), a través de La Tallera, abre al público la exposición AIRE, de Gustavo Pérez Monzón. Se trata de la segunda muestra individual del artista en Cuernavaca, Morelos, donde destaca como figura clave en la formación académica de artistas jóvenes a lo largo de casi tres décadas.

El programa de actividades estimula y trae propuestas situadas en el contexto morelense para continuar la vocación histórica del recinto perteneciente a la Red de Museos Inbal, concebido en 1965 por David Alfaro Siqueiros como escuela-taller. En ese sentido, una de las líneas de su plan expositivo se enfoca en realizar proyectos con artistas que, además de dialogar con el legado artístico del muralista, hayan contribuido a la docencia en el estado.

Dentro de esta vertiente se inscriben Trópico fantasmático: borramientos, exposición individual de Magali Lara, albergada en la sala principal del museo de mayo a septiembre de 2023 y Sceleton. Atlas del NeoTrópico, obra de sitio específico de Gerardo Suter, ubicada en la explanada de septiembre de 2023 a marzo de 2024. Lara y Suter cuentan con una importante trayectoria docente en la Facultad de Artes de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) y en otras instituciones.

Por su parte, Pérez Monzón (Cuba, 1956) fundó el área de Artes Visuales del Centro Morelense de las Artes (CMA), en Cuernavaca, ciudad donde radica desde 1990 tras dejar su país natal. Sin embargo, su experiencia docente comenzó en la isla, donde impartió muchos talleres de arte para niñas y niños.

La exposición en La Tallera está entre las primeras cuatro que Pérez Monzón lleva a cabo luego de retomar su producción artística hacia 2013. Decidió nombrarla AIRE para aludir a la imaginación, a lo abstracto, a lo sublime y también a lo volátil. En sus palabras, “esta exposición es un intento de aprehender lo espiritual a través del dibujo, de lidiar con las formas históricas de representar lo invisible que tanto admiro en la cultura visual”.

Relación de la obra de Pérez Monzón con la de Siqueiros

AIRE, abierta a las y los visitantes del 27 de abril al 18 de agosto en la sala principal de La Tallera, incluirá obras gráficas de sitio específico sobre el piso y los muros, así como obras de gran formato y textiles abstractos de Pérez Monzón. La exposición propone un diálogo entre su obra -que se ha nutrido de cosmogonías esotéricas (alquimistas, rosacruces y masonería) y que ofrece una visión ocultista perteneciente a las corrientes abstraccionistas del arte- con la faceta constructivista de la obra mural de David Alfaro Siqueiros, principalmente en lo que se refiere al método de composición espacial que el artista mexicano llamó poliangularidad.

Debido a que Pérez Monzón ha enfocado su trabajo artístico en la experimentación con materiales y en la abstracción geométrica, los procesos y lenguajes que utiliza crearán resonancias con las formas piramidales de los murales de La Tallera, en particular con la Sala Poliangular. Desde el punto de vista formal, los patrones geométricos repetitivos que el artista cubano desplegará sobre el piso propiciarán un encuentro fortuito entre los procedimientos compositivos siqueirianos y las investigaciones que Pérez Monzón ha hecho sobre los campos de energías esotéricas (invisibles) subyacentes a las figuras geométricas.

Su obra resulta de la codificación del arte y la tradición ocultista en la que conjuga espiritualidad, percepción y formas. Asimismo, explora la relación entre los pensamientos y las emociones, en el “aura humana”, a través de geometrías y colores específicos. La indagación que ha hecho en los registros sutiles de los estados espirituales es el eje narrativo que enlaza su obra con la composición pictórico-espacial de Siqueiros, un tipo de desdoblamiento de los campos energéticos que se visibilizan con la abstracción geométrica.

La propuesta expositiva de Pérez Monzón consiste en tejer gráficamente un conjunto de obras para unificarlas en una instalación, una evocación de la integración plástica religiosa que también fungió como andamiaje para la estética nacionalista del muralismo. Inspirado en las catedrales, Pérez Monzón ha articulado una obra pensada exprofeso para La Tallera; esto es, una instalación de sitio específico en la que plasma su búsqueda por hacer visible la conexión cognitiva entre las formas y las energías sutiles.

Trayectoria de Gustavo Pérez Monzón

Pertenece a una generación que transformó conceptual y formalmente las artes visuales de Cuba en las últimas décadas del siglo XX. La experimentación que realizaron artistas de la época se acercó a la abstracción geométrica, sin embargo, mientras algunas y algunos tuvieron un discurso inconformista, Pérez Monzón optó por la búsqueda interna, cercana al espiritualismo.

En el apogeo de su carrera artística, hacia la segunda mitad de la década de los ochenta, tomó la decisión de silenciarla. Se mudó a México y creó el área de Artes Visuales del Centro Morelense de las Artes, en Cuernavaca. Se dedicó entonces a la enseñanza universitaria, etapa que le permitió revisar su entendimiento del arte e inspirar a otras personas a encontrar su propio camino en la producción artística.

Conocer a la coleccionista Ella Fontanals-Cisneros en 2013 representó un cambio importante en su trayectoria, porque le propuso recrear obras que había realizado en los ochenta en Cuba para que se integraran a su colección.

Como resultado, en 2015, con obras de la colección mencionada se presentó exitosamente la exposición Tramas en el Museo Nacional de Bellas Artes, en La Habana, así como en CIFO Art Space en Miami, Florida. Tres años después, en 2018, el Museo Morelense de Arte Contemporáneo Juan Soriano presentó una exposición con el mismo nombre. Fue la primera muestra individual de Pérez Monzón realizada en Cuernavaca e incluyó 50 obras del periodo 1979 a 1983, uno de los más productivos del artista. Tramas permitió, a diversos públicos, conocer su enigmática cosmogonía personal, misma que ha resultado de su interés por la numerología, el Tarot, la mística, el ocultismo, expresado mediante formas geométricas cuidadosas.

AIRE se presentará el sábado 27 de abril a las 12:00 h en la sala principal de La Tallera, ubicada en calle Venus 52, colonia Jardines de Cuernavaca, en Morelos. El museo abre de martes a domingo, de 10:00 a 18:00 h. El boleto de acceso tiene precio de $45 pesos. Entrada gratuita a estudiantes, docentes y adultos mayores con credencial vigente. Los domingos la entrada es libre para todas las personas.

Event Details
Event Details